¿Qué es una evaluación dinámica de riesgos? Guía con ejemplos

¿Qué es una evaluación dinámica de riesgos? Guía con ejemplos

Ya se trate de bomberos y equipos de rescate o de ingenieros que trabajan en alta mar, los entornos de trabajo actuales cambian constantemente, junto con las funciones de cada empleado. Con un panorama tan cambiante, las evaluaciones de riesgos tradicionales y estáticas pueden no ser lo bastante eficaces para mantener la seguridad de los empleados como enfoque único. En tales circunstancias, las evaluaciones dinámicas de riesgos ofrecen una solución que complementa los métodos existentes. A continuación, nos adentramos en las evaluaciones dinámicas de riesgos y exploramos sus ventajas y cómo pueden implantarse en el lugar de trabajo.

¿Qué es una evaluación dinámica de riesgos?

Imagínese una red de seguridad que evoluciona y se ajusta constantemente a medida que las personas trabajan: este es esencialmente el núcleo de las evaluaciones dinámicas de riesgos. A veces denominadas evaluaciones dinámicas de riesgos operativos, las evaluaciones dinámicas de riesgos son un marco de seguridad que identifica, evalúa y controla continuamente los peligros en el lugar de trabajo. Se diferencian de las evaluaciones de riesgos tradicionales en que se realizan en tiempo real, lo que permite a las empresas supervisar y revisar los riesgos potenciales que pueden estar presentes en el lugar de trabajo a medida que se producen. Aunque este enfoque no debe sustituir a la evaluación de riesgos que se aplica antes de que tenga lugar la actividad, puede facultar tanto a las empresas como a los empleados para tomar decisiones informadas en tiempo real, garantizando una seguridad y un bienestar óptimos durante todos los turnos.

¿Por qué son importantes las evaluaciones dinámicas de riesgos?

Las evaluaciones de riesgos son esenciales para todas las empresas; sin embargo, la evaluación de riesgos tradicional suele ofrecer una imagen estática de la seguridad en el lugar de trabajo. Piense en un ingeniero que sube a una turbina eólica o en un equipo de mantenimiento de petróleo y gas en alta mar que se enfrenta a cambios imprevistos en las condiciones meteorológicas o a un mal funcionamiento del equipo: esto puede introducir una nueva serie de desafíos y peligros. Las evaluaciones dinámicas de riesgos abordan estas limitaciones fomentando un ciclo continuo de identificación de peligros, evaluación de riesgos y control. Este enfoque en tiempo real para garantizar que las medidas de seguridad se adapten a la naturaleza en constante evolución del entorno de trabajo moderno hace que las evaluaciones dinámicas de riesgos sean vitales.

La evaluación dinámica de riesgos dota a los trabajadores de las herramientas necesarias para evaluar constantemente su entorno e identificar los riesgos potenciales a medida que surgen; sin embargo, va más allá de la mera identificación de éstos. Crea una cultura de la seguridad fomentando la comunicación abierta y la mitigación activa de los riesgos. Imagínese a un trabajador de la construcción que se da cuenta de que hay un andamio suelto durante un proyecto de construcción de un rascacielos. Un enfoque dinámico permite la comunicación inmediata con el capataz y la aplicación de las precauciones necesarias, como detener el trabajo o estabilizar el andamio. Al dotar tanto a los trabajadores como a las empresas de las herramientas adecuadas para tomar decisiones informadas al instante, la evaluación dinámica de riesgos capacita a todos para desempeñar un papel fundamental en la protección del bienestar de sus compañeros y de sí mismos.

¿Cuál es la diferencia entre una evaluación de riesgos estática y dinámica?

Aunque las evaluaciones de riesgos tradicionales y estáticas constituyen a menudo la piedra angular de la seguridad en el lugar de trabajo, en ocasiones pueden ofrecer una imagen incompleta. Las evaluaciones de riesgos tradicionales/estáticas suelen realizarse como paso inicial, cuando las empresas introducen nuevos procesos o equipos, para determinar los riesgos y crear medidas de seguridad antes de su implantación. Sin embargo, no siempre tienen en cuenta circunstancias y riesgos imprevistos. Aquí es donde la evaluación dinámica de riesgos aporta muchas ventajas.

Las evaluaciones dinámicas de riesgos evolucionan y se adaptan constantemente a medida que los trabajadores recorren la jornada o el turno de trabajo, realizando evaluaciones y aplicando soluciones a medida que surgen los riesgos. Representa un cambio de paradigma en la gestión de la seguridad, ya que fomenta un ciclo continuo de identificación, evaluación y control de los peligros. A diferencia de las evaluaciones estáticas, las evaluaciones dinámicas de riesgos se realizan en directo, lo que permite a los trabajadores evaluar su entorno y abordar de forma proactiva los riesgos emergentes. Los estudios destacan que las empresas que aplican evaluaciones dinámicas de riesgos pueden experimentar una reducción significativa de los incidentes en el lugar de trabajo. Esto demuestra la eficacia de las evaluaciones dinámicas de riesgos para adaptarse a los constantes cambios del entorno laboral.

¿Qué sectores utilizan evaluaciones dinámicas de riesgos?

Las evaluaciones dinámicas de riesgos se utilizan en una amplia gama de sectores, desde el trabajo en solitario hasta las situaciones de alto riesgo, como los servicios públicos y el sector militar y de defensa, pasando por quienes trabajan con sustancias peligrosas. Aunque estos pueden ser algunos de los sectores más comunes, las industrias en las que la naturaleza del trabajo cambia y evoluciona constantemente deberían realizar evaluaciones dinámicas de riesgos. He aquí algunos ejemplos más.

Entornos industriales

Desde las plantas de reciclaje y las refinerías de petróleo hasta la generación de energía y las explotaciones mineras, el sector industrial puede estar expuesto a numerosos peligros. En el Reino Unido, un informe sobre accidentes laborales determinó que la agricultura, la silvicultura y la pesca, la construcción y el transporte registran el mayor número de lesiones mortales, siendo las causas más comunes la maquinaria o equipos defectuosos y los golpes por vehículos en movimiento, objetos y/o caída de materiales.

Las evaluaciones dinámicas de riesgos permiten a los empleados identificar y abordar los peligros en tiempo real, mitigando los riesgos asociados a maquinaria compleja, materiales peligrosos y condiciones ambientales que cambian constantemente. Esto puede ayudar a reducir las cifras y las lesiones en todos los sectores industriales.

Trabajadores en solitario

Guardias de seguridad, conductores de transporte y logística y técnicos de servicios de campo son algunas de las ocupaciones en las que las personas trabajan solas, enfrentándose a situaciones impredecibles. Las estadísticas de la Encuesta sobre Delincuencia en Inglaterra y Gales indican que hasta 150 trabajadores en solitario son agredidos física o verbalmente cada día. Aunque algunos incidentes no pueden evitarse, las evaluaciones dinámicas de riesgos pueden preparar a los trabajadores en solitario para evaluar e identificar los riesgos en tiempo real, tomar las medidas adecuadas y comunicarse eficazmente cuando sea necesario.

Entornos de alto riesgo

Imagine un espacio confinado que requiere mantenimiento, como una cuba en una planta química. Las evaluaciones dinámicas de riesgos permiten a los trabajadores detectar y afrontar peligros inesperados, como derrames repentinos de sustancias químicas o niveles de presión fluctuantes. Este enfoque garantiza que los trabajadores y las empresas puedan adaptar los protocolos de seguridad y evitar situaciones potencialmente mortales.

Según los datos publicados por la Coalición para la Prevención de Catástrofes Químicas, desde principios de 2021 se han producido más de 825 incidentes con sustancias químicas peligrosas -incluidos incendios, explosiones y emisiones de sustancias químicas nocivas-, y más de 270 incidentes solo en 2023, en Estados Unidos. Estadísticas como esta ponen de relieve la necesidad de una evaluación dinámica de los riesgos para evitar consecuencias catastróficas que afecten no solo a los trabajadores, sino también al público.

Bomberos y socorristas

Según un estudio de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios de Estados Unidos (NFPA), se estima que en 2022 se produjeron 65.650 lesiones de bomberos en acto de servicio, lo que supone un aumento del 8% respecto a las 60.750 lesiones registradas en 2021. Los bomberos tenían más probabilidades de sufrir lesiones en las operaciones en el parque de bomberos que durante cualquier otra tarea.

Los bomberos, los paramédicos y los policías se enfrentan constantemente a diferentes situaciones de emergencia. A menudo se exponen a situaciones a las que quizá no se hayan enfrentado antes. Las evaluaciones dinámicas de riesgos pueden ayudar a mitigar las amenazas emergentes, manteniendo a salvo a quienes ayudan y mantienen a salvo a los demás mientras arriesgan sus vidas.

Sanidad

Según la Oficina de Estadísticas Laborales, el personal sanitario sufre más lesiones y enfermedades que los trabajadores de cualquier otro sector, incluidas la industria manufacturera y la construcción. 

Esto pone de relieve la importancia de los enfoques dinámicos en los entornos sanitarios. Al igual que los bomberos, los equipos de rescate y los primeros intervinientes, los profesionales sanitarios tratan con pacientes cuyas condiciones pueden cambiar rápidamente. A veces trabajan solos, lo que les expone a mayores riesgos. Las evaluaciones dinámicas de riesgos permiten a estos profesionales detectar los problemas en una fase temprana del proceso y tomar medidas preventivas para su propia seguridad y la del paciente.

Estos ejemplos no son exhaustivos. Es importante comprender que cualquier sector en el que el lugar de trabajo cambie y pueda ser impredecible, puede beneficiarse enormemente de la evaluación dinámica de riesgos. El fomento de una cultura basada en la evaluación y mitigación de riesgos en tiempo real aprovecha las herramientas que las empresas pueden aplicar para crear un lugar de trabajo más seguro.

¿Qué factores influyen en el riesgo?

Una gestión eficaz de los riesgos requiere una sólida comprensión del cambiante panorama de peligros en el lugar de trabajo. Las evaluaciones de riesgos tradicionales proporcionan una base valiosa; sin embargo, a menudo sólo captan los riesgos potenciales en un momento determinado. La aplicación de un enfoque holístico, que incluya la evaluación dinámica de riesgos, supera las limitaciones al reconocer la naturaleza dinámica del lugar de trabajo y los distintos factores que influyen en los niveles de riesgo. 

A continuación se destacan los factores clave que pueden influir significativamente en los riesgos en el lugar de trabajo.

Entorno y condiciones del lugar de trabajo

El entorno y las condiciones físicas desempeñan un papel fundamental. Lugares con condiciones meteorológicas cambiantes, fábricas con maquinaria compleja y zonas con sustancias peligrosas son algunos de los factores ambientales que pueden presentar peligros únicos. Esto, combinado con las respuestas fisiológicas de un individuo, puede aumentar los riesgos. La evaluación dinámica de riesgos puede ayudar a tenerlos en cuenta en el trabajo, permitiendo a los empleados descubrir y abordar los peligros ambientales y poniendo de relieve estas cuestiones para adaptar los procesos de seguridad según sea necesario.

Prácticas laborales

La forma en que se realizan las tareas en el lugar de trabajo puede tener un impacto significativo en el nivel de riesgos que se presentan. Factores como la fatiga, la carga de trabajo y el cumplimiento de los protocolos de seguridad influyen en la probabilidad de que se produzcan incidentes. Fomentar la comunicación abierta sobre las prácticas en el lugar de trabajo mediante evaluaciones dinámicas de riesgos permite realizar ajustes inmediatos para mitigar los riesgos derivados de procedimientos inadecuados o de la fatiga de los empleados.

Equipos y materiales

Engloba los riesgos asociados a las herramientas, materiales y equipos específicos necesarios para realizar determinadas tareas. El uso de equipos inadecuados o que funcionan mal, la manipulación y eliminación incorrectas de materiales peligrosos o la introducción de nuevos equipos pueden presentar peligros imprevistos. Las evaluaciones dinámicas de riesgos proporcionan a los trabajadores la confianza que necesitan para identificar cualquier problema y les animan a mantenerse alerta y comunicar proactivamente cualquier preocupación. Esto garantiza que los trabajadores se anticipen a los incidentes antes de que ocurran.

Factores organizativos

El compromiso y la dedicación a la seguridad en el lugar de trabajo por parte de la dirección y la gerencia, junto con la eficacia de los programas de formación, influyen en la cultura general de seguridad, afectando a su vez al nivel de riesgo. Las actitudes de los directivos pueden traducirse en un compromiso positivo o negativo por parte de los empleados y afectar al cumplimiento de las normas. Para garantizar que esto se ajusta a la empresa, cuando se aplican evaluaciones dinámicas de riesgos en el marco de una sólida cultura de la seguridad, permiten una comunicación bidireccional abierta y estimulan la participación activa de los empleados en la identificación y mitigación de riesgos.

Al reconocer estos factores polifacéticos, las empresas pueden crear evaluaciones dinámicas de riesgos que complementen las estrategias de seguridad existentes, que pueden evolucionar. La clave de este enfoque es capacitar tanto a los trabajadores como a las empresas para que utilicen la información en tiempo real para tomar decisiones con conocimiento de causa.


Cómo realizar una evaluación dinámica de riesgos

La clave de la evaluación dinámica de riesgos es que se trata de un proceso continuo, no de una actividad puntual. Es imprescindible integrar la evaluación dinámica de riesgos en las rutinas y turnos diarios. De este modo, los trabajadores se comprometen y participan activamente en la seguridad laboral, fomentando una cultura de concienciación y prevención de riesgos. A continuación se explica cómo integrar y realizar evaluaciones dinámicas de riesgos.

Preparación

  1. Formación: Dotar a los trabajadores de los conocimientos y habilidades necesarios para llevar a cabo evaluaciones dinámicas de riesgos de forma eficaz. Aunque las empresas no deben limitarse a lo siguiente a la hora de impartir formación, deben asegurarse de que cubren la identificación de peligros, las técnicas de evaluación de riesgos y los protocolos de comunicación.
  1. Herramientas y recursos: Los trabajadores deben disponer de herramientas fáciles de usar para documentar y comunicar los riesgos. Puede tratarse de listas de comprobación, aplicaciones en dispositivos o simples blocs de notas. Sea cual sea la herramienta, es importante asegurarse de que cada empleado pueda acceder a ella fácilmente.

El proceso dinámico

  1. Identificar los peligros: La conciencia de la situación es primordial. A lo largo de la jornada laboral o del turno, los trabajadores deben estar atentos y explorar activamente su entorno en busca de peligros potenciales. Los empleados deben ser capaces de identificar cuándo ha cambiado algo, ya sea un objeto o su entorno. Esto puede incluir peligros en la zona, como suelos resbaladizos, equipos inadecuados o un número insuficiente de personal en tareas específicas.
  1. Evaluar el riesgo: Una vez identificado un peligro, los trabajadores deben evaluar la probabilidad de que se produzca un incidente y la gravedad potencial de las consecuencias que podrían derivarse. Los factores a tener en cuenta pueden ser el tipo o la naturaleza del peligro, el entorno de trabajo o incluso el nivel de experiencia de los trabajadores, si procede. Para determinar la importancia del riesgo, los trabajadores pueden preguntarse: «¿Requiere atención inmediata? ¿Quién corre el riesgo de sufrir daños?
  1. Decidir los controles: Una vez determinado y analizado el riesgo, los trabajadores deben establecer si el trabajo puede continuar. Si el riesgo se considera inaceptable, deben determinarse las medidas de control adecuadas necesarias para mitigarlo. Esto podría implicar la eliminación del peligro, la aplicación de controles técnicos, el uso de equipos de protección individual (EPI), el suministro de soluciones de seguridad inteligentes que controlen las respuestas fisiológicas o el entorno, o la modificación de los procedimientos de trabajo.
  1. Comunicar y documentar: Es imprescindible una comunicación eficiente y eficaz. Los trabajadores deben informar a los supervisores o al personal pertinente de los riesgos detectados y de los controles elegidos. La documentación ayuda a hacer un seguimiento de los riesgos y garantiza la existencia de registros de referencia que puedan ser necesarios más adelante.
  1. Supervisar y revisar: Como su nombre indica, se trata de un proceso dinámico para que los trabajadores puedan supervisar continuamente las situaciones en el lugar de trabajo y reevaluar los riesgos que se presenten cuando sea necesario. Es importante que este proceso sea continuo, ya que es probable que las circunstancias cambien a lo largo de la jornada laboral o en diferentes turnos.

Consejos adicionales

  1. Fomente una cultura en la que los empleados puedan hablar: Los trabajadores deben sentirse cómodos informando de los peligros que surjan sin miedo a represalias o a que no se les tome en serio.
  1. Integración con los procesos existentes: Las evaluaciones dinámicas de riesgos pueden integrarse perfectamente con los protocolos de seguridad existentes, como las sesiones informativas de seguridad y la inducción, para evitar cualquier interrupción.
  1. Revisar periódicamente y mejorar: A medida que evolucione el lugar de trabajo, revise las evaluaciones dinámicas de riesgos para identificar áreas de mejora y garantizar su eficacia continua.

Herramientas y técnicas para la evaluación dinámica de riesgos, con ejemplos reales

Para llevar a cabo evaluaciones dinámicas de riesgos pueden utilizarse diversas herramientas y técnicas. Pueden ir desde mnemotécnicas que ayuden a los trabajadores a recordar los pasos para llevar a cabo la evaluación dinámica de riesgos, pasando por formación basada en escenarios y listas de comprobación y formularios digitales, hasta tecnología para llevar puesta.

Formación basada en escenarios

Se puede situar a los trabajadores en escenarios de trabajo en los que se encuentren con diversos peligros y practiquen la identificación, la evaluación y el control de los riesgos. Con la creciente accesibilidad de la realidad virtual (RV), pueden utilizarse simulaciones para crear una experiencia más realista. También se puede pedir a los empleados que analicen incidentes del mundo real y discutan cómo se podrían haber evitado con las evaluaciones dinámicas de riesgos, como parte de esta formación.

Documentación digital

Las empresas pueden proporcionar listas de comprobación y formularios ya cumplimentados, digitalizados y adaptados a tareas o entornos específicos. Deben ser fácilmente accesibles. Las listas de comprobación pueden pedir a los trabajadores que identifiquen los peligros potenciales asociados a tareas o lugares específicos, al tiempo que califican la gravedad de cada peligro utilizando escalas predefinidas.

Este tipo de listas pueden sugerir medidas de control adecuadas para cada peligro. Los trabajadores también pueden utilizar formularios fáciles de rellenar para documentar cualquier peligro adicional identificado durante la tarea y las medidas de control elegidas.

Mnemotecnia

Según Oxford Learner’s Dictionaries, una mnemotecnia es una palabra, frase o poema que ayuda a recordar algo. Por ejemplo, la mnemotecnia LITE se utiliza en la manipulación manual como recordatorio de los pasos que hay que dar en la evaluación dinámica de riesgos para maniobrar con seguridad objetos grandes y pesados: 

L – Carga, determina el tamaño, la forma, el tipo de superficie y el peso del objeto que se traslada. 

I – La persona que realiza la tarea tiene en cuenta si se necesita ayuda o no. 

T – Tarea requerida, que puede ser empujar, levantar o tirar. 

E – Entorno, hacia dónde y desde dónde se transporta el objeto y si la zona de trabajo está libre de obstáculos.

Tecnología portátil

Las soluciones integradas con tecnología de sensores portátiles, como Bodytrak®, pueden ayudar a los trabajadores a identificar posibles peligros (por ejemplo, un EPI inadecuado) o cambios ambientales (por ejemplo, aumento de la temperatura). La información obtenida a través de las soluciones wearables puede suscitar preguntas sobre posibles peligros cuando se alerta a los trabajadores y ayudar a evaluar la gravedad si se les ha proporcionado la formación adecuada.

Basándonos en algunas de estas herramientas y técnicas para la evaluación dinámica de riesgos, nos sumergimos en un ejemplo real que muestra cómo puede funcionar en diferentes sectores.


Ejemplo industrial: Ingeniero de petróleo y gas

Pensemos en un técnico o ingeniero que trabaja solo durante las intervenciones rutinarias de mantenimiento. En su última tarea, se le pide que realice una calibración rutinaria de un manómetro en una plataforma en boca de pozo lejana. Al tratarse de un trabajador en solitario, la evaluación dinámica de riesgos se convierte en un imperativo para mantener la seguridad y el bienestar. El ingeniero debe estar siempre preparado y al día de los peligros conocidos, como el trabajo en altura, el uso de equipos presurizados y las posibles fugas de las válvulas de aislamiento, además de estar familiarizado con el análisis de seguridad de la calibración de manómetros. También, antes de ponerse en marcha, el trabajador debe asegurarse de que su caja de herramientas contiene todo el equipo necesario para la tarea y de que los dispositivos de comunicación y las soluciones de monitorización personal, ya sean fisiológicas o ambientales, están cargados y funcionan. 

In situ – Evaluación inicial:

  • Exploración del entorno: Cuando el ingeniero llega a la plataforma, realiza una exploración visual exhaustiva. Comprueba las condiciones meteorológicas (viento, lluvia, etc.) y si hay superficies resbaladizas debido a la lluvia reciente, y observa si hay señales de advertencia o actividad inusual alrededor de la boca del pozo.

Iniciando la tarea:

  • Identificación del peligro: Durante la instalación de su equipo, el ingeniero detecta un peligro potencial de tropiezo por cables sueltos cerca de la base de la plataforma.
  • Evaluación del riesgo: Consideran la probabilidad (media) de tropezar y la gravedad (lesión grave) en caso de caída.
  • Medidas de control: El ingeniero recoge inmediatamente los cables sueltos y los sujeta ordenadamente para evitar tropiezos. Documenta este peligro y la medida de control en su herramienta digital.

Durante la tarea:

  • Suceso inesperado: Al iniciar el proceso de calibración, el ingeniero observa una ligera fluctuación de la presión en el manómetro, que supera el intervalo previsto.
  • Evaluación de riesgos: Reconocen que se trata de un posible signo de avería o fuga. La probabilidad (desconocida) y la gravedad (alta) de una fuga exigen una actuación inmediata.
  • Medidas de control y comunicación: Siguiendo el protocolo establecido, el ingeniero detiene el trabajo y asegura la válvula de aislamiento en la línea de presión. Utiliza su dispositivo de comunicación para informar de la lectura de presión inesperada y de sus acciones a la sala de control, solicitando más orientación.
  • Documentación: El ingeniero actualiza su herramienta dinámica de evaluación de riesgos, registrando el nuevo peligro (fluctuación de presión), la aplicación del control (detención del trabajo y aislamiento de la válvula) y la comunicación permanente con la sala de control.

Completar la tarea:

  • Comprobaciones finales: Tras recibir el visto bueno de la sala de control y confirmar que la presión es estable, el ingeniero completa cuidadosamente el proceso de calibración.
  • Evaluación final: Antes de abandonar la plataforma, el ingeniero realiza una última exploración de la zona de trabajo, asegurándose de que todo está en orden y de que sus herramientas están correctamente guardadas.

De vuelta a la base:

  • Informe: A su regreso a la base, el ingeniero participa en una sesión informativa con el supervisor. Hablan de la fluctuación de presión encontrada, de las medidas tomadas y de cualquier aprendizaje de la experiencia. Esta información se documenta para futuras referencias y posibles ajustes de los protocolos generales de seguridad.

Este ejemplo demuestra cómo el ingeniero, que trabajaba solo, identificó y abordó proactivamente los peligros a lo largo de su jornada laboral utilizando un enfoque dinámico de evaluación de riesgos. Examinando constantemente su entorno, evaluando los riesgos y adoptando las medidas de control adecuadas, garantiza su propia seguridad mientras completaba la tarea asignada.


Beneficios y desafíos

Es evidente que la evaluación dinámica de riesgos puede ser muy valiosa para mejorar la seguridad en el lugar de trabajo, sobre todo en entornos en los que las condiciones cambian constantemente. Sin embargo, es importante reconocer que también puede plantear algunos retos que deben abordarse para una aplicación satisfactoria. He aquí un desglose de las principales ventajas junto con los retos para que las empresas puedan estar preparadas.

Ventajas de la evaluación dinámica de riesgos

  • Gestión de riesgos en directo: A diferencia de las evaluaciones tradicionales y estáticas que se realizan antes de las actividades, las evaluaciones dinámicas de riesgos forman parte de un proceso continuo que se aplica a lo largo de toda la jornada o turno de trabajo. Esto permite mejoras significativas, adaptabilidad y capacidad de respuesta, ya que los riesgos se identifican a medida que surgen.
  • Mano de obra capacitada: Los trabajadores disponen de los conocimientos y herramientas necesarios para participar activamente en la seguridad. Al animarles a explorar su entorno y evaluar los riesgos, las evaluaciones dinámicas de riesgos fomentan el sentido de propiedad y la responsabilidad en materia de seguridad en toda la empresa.
  • Mejora de la comunicación: Una evaluación dinámica y eficaz de los riesgos requiere una comunicación clara entre trabajadores y supervisores. Los peligros identificados, los controles elegidos y cualquier cambio en los niveles de riesgo requieren una notificación inmediata, lo que fomenta la comunicación abierta y la colaboración.
  • Mayor cultura de la seguridad: La naturaleza continua de la evaluación dinámica de riesgos refuerza una cultura de concienciación sobre la seguridad. Al reflexionar constantemente sobre los riesgos potenciales, los empleados se vuelven más vigilantes y proactivos a la hora de prevenir incidentes.
  • Reducción de los incidentes: Es probable que las empresas que aplican evaluaciones dinámicas de riesgos como parte de sus protocolos de seguridad existentes experimenten una disminución significativa de los accidentes laborales. Esto se traduce en un entorno de trabajo más seguro, menores costes asociados a las lesiones y una mejora de la moral de los empleados.

Retos de la evaluación dinámica de riesgos

  • Tiempo y recursos: El éxito de la evaluación dinámica de riesgos exige que los empleados reciban formación sobre identificación de peligros, técnicas de evaluación de riesgos y protocolos de comunicación. Aunque contar con los conocimientos y las herramientas adecuadas es muy útil, las empresas deben invertir tiempo y recursos para conseguirlo.
  • Integración con los procesos existentes: Para implantar evaluaciones de riesgos dinámicas sin problemas es necesario integrarlas con los protocolos de seguridad existentes, como las sesiones informativas de seguridad y las inspecciones. Una planificación cuidadosa y diligente es vital para evitar interrupciones y garantizar flujos de trabajo eficientes.
  • Compromiso de los empleados: Como ocurre con la mayoría de los procesos de cualquier empresa, para que la evaluación dinámica de riesgos sea eficaz es necesario el compromiso de los empleados. Los trabajadores deben comprender su importancia y sentirse cómodos informando de los peligros y del impacto que estos riesgos pueden tener. Fomentar una cultura de comunicación abierta y abordar las preocupaciones con prontitud es esencial para la aceptación de los empleados.
  • Carga de documentación: La naturaleza continua de la evaluación dinámica de riesgos puede generar una cantidad significativa de información sobre los peligros que se han identificado, las medidas de control y las evaluaciones de riesgos. La capacidad de proporcionar herramientas digitales y procedimientos de documentación claros es necesaria para evitar abrumar a los empleados, lo que mejorará la implicación de los trabajadores.
  • Responsabilidades compartidas: La evaluación dinámica de riesgos traslada parte de la responsabilidad de la seguridad de los supervisores a cada trabajador. Las empresas deben asegurarse de que los supervisores y los directivos están preparados para apoyar este cambio y la responsabilidad compartida proporcionando la orientación adecuada cuando sea necesario.

Conclusión

La evaluación dinámica de riesgos ofrece un enfoque potente y adaptable de la seguridad en el lugar de trabajo, especialmente en entornos en los que las condiciones cambian constantemente. Al permitir que los trabajadores identifiquen y aborden los peligros emergentes en tiempo real, la evaluación dinámica de riesgos puede mejorar significativamente la gestión de riesgos y los resultados en materia de seguridad. 

Sin embargo, para que su aplicación tenga éxito es necesario tenerlo muy en cuenta. Puede haber problemas de formación, integración y cambios culturales. Reconocer y comprender los desafíos puede ayudar a una empresa a superarlos y a beneficiarse de una mayor concienciación sobre los riesgos, un conocimiento compartido y un lugar de trabajo más seguro, lo que hace que la inversión merezca la pena.

La aplicación eficaz de la evaluación dinámica de riesgos ofrece a las empresas la oportunidad de crear una cultura de seguridad proactiva que se adapte continuamente a las condiciones de trabajo cambiantes. 

Latest News