Cómo seguir el pulso de su equipo. Parte 1: frecuencia cardíaca e índice de esfuerzo fisiológico

Cómo seguir el pulso de su equipo. Parte 1: frecuencia cardíaca e índice de esfuerzo fisiológico

¿Qué puede indicar el monitoreo de la frecuencia cardíaca y por qué es una medida importante cuando se considera el índice de esfuerzo fisiológico (PSI) de su equipo? 

Lea estas preguntas frecuentes para obtener más información sobre los indicadores fisiológicos que pueden ayudarlo a mantener la seguridad de su personal. 

¿Qué es la frecuencia cardíaca?

¿Por qué medimos la frecuencia cardíaca? 

¿Cómo se mide la frecuencia cardíaca?

¿Es suficiente medir la frecuencia cardíaca? 

¿Qué es el PSI?

¿Qué nos puede decir el PSI sobre una persona?


¿Qué es la frecuencia cardíaca? 

La frecuencia cardíaca se refiere al número de veces que el corazón late por minuto. La frecuencia cardíaca contribuye al gasto cardíaco, que es el volumen de sangre que bombea el corazón por unidad de tiempo (generalmente medido por minuto). El corazón latirá más rápido y, por lo tanto, aumentará el gasto cardíaco, para satisfacer las demandas del cuerpo. Esas demandas se ven afectadas por la cantidad de sangre que el cuerpo necesita para expulsar los desechos y el calor, y para suministrar suficiente oxígeno a las células para responder al nivel de actividad del cuerpo.  

La frecuencia cardíaca en reposo de cada persona es diferente, sin embargo, una frecuencia cardíaca en reposo «normal» generalmente se encuentra entre 60 y 100 lpm. Muchos atletas tienen una frecuencia cardíaca de tan solo 40 lpm, lo que indica una excelente condición física. Una frecuencia cardíaca en reposo más alta, junto con otros indicadores de salud, podría significar un mayor riesgo y probabilidad de problemas cardiovasculares. 


¿Por qué medimos la frecuencia cardíaca? 

La frecuencia cardíaca es un buen indicador de qué tan alta es la carga de trabajo de una persona y del nivel de estrés al que está sometido su cuerpo. Una frecuencia cardíaca alta equivale a una carga de trabajo alta y posiblemente peligrosa. 

La frecuencia cardíaca también puede orientar sobre los niveles de condición física: varias personas que realizan la misma tarea pueden exhibir frecuencias cardíacas muy diferentes, lo que sugiere que sus niveles de condición física varían. 

Medir la frecuencia cardíaca no solo es útil para hacer un seguimiento de eventos singulares de alta carga de trabajo; si se hace un seguimiento de la frecuencia cardíaca a lo largo del tiempo, es posible utilizarla para identificar cambios en el bienestar general o períodos prolongados de estrés.

Una frecuencia cardíaca en reposo más baja tiende a indicar un menor riesgo de problemas cardiovasculares; sin embargo, la frecuencia cardíaca de recuperación, el tiempo que tarda la frecuencia cardíaca en volver a su ritmo de reposo, también es un indicador importante de salud y condición física. La Administración de Salud y Seguridad Ocupacional establece que dentro de los 2,5 minutos posteriores a la finalización del ejercicio, la frecuencia cardíaca debe descender por debajo de 90 lpm; si tarda más tiempo, esto podría ser motivo de preocupación. Es importante tener en cuenta que una recuperación más prolongada podría indicar un menor nivel de condición física relativa de la persona. También puede indicar que las condiciones de trabajo son demasiado calurosas o que someten a sus trabajadores a períodos prolongados de alto estrés.   


¿Cómo se mide la frecuencia cardíaca?

Hay varias formas de medir la frecuencia cardíaca. En un extremo del espectro, está la opción manual: colocar un dedo en la muñeca o el cuello y contar el número de latidos durante un minuto. En el otro extremo del espectro, están los electrocardiogramas (ECG), que se utilizan en los hospitales. Ninguna opción es especialmente práctica para el lugar de trabajo. Los ECG, si bien son precisos, involucran muchos cables y son propensos a sufrir interferencias durante el movimiento. 

Otras opciones incluyen correas para el pecho, en las que los electrodos se llevan contra la piel; sin embargo, estas pueden ser molestas, pueden interferir con la ropa y los equipos de protección individual (EPI) y, a menudo, requieren un gel para mejorar la conectividad. 

Los dispositivos portátiles, incluido Bodytrak, utilizan la fotopletismografía (PPG), en la que un LED ilumina la piel y luego mide los cambios en la absorción de luz para determinar la frecuencia cardíaca. 

La ubicación intrauricular de Bodytrak que el dispositivo se vea menos afectado por el movimiento y la luz a los que están sujetos los dispositivos portátiles que se llevan en la muñeca. El canal auditivo es oscuro y contiene muchos capilares para registrar valores confiables. 


¿Es suficiente medir la frecuencia cardíaca? 

La frecuencia cardíaca es un buen indicador de la carga de trabajo, pero no es infalible. Tomemos este ejemplo: si sube corriendo las escaleras, su frecuencia cardíaca puede llegar a 140 lpm, pero bajará muy rápidamente y es poco probable que su temperatura corporal central haya cambiado significativamente. Sin embargo, si ha estado trabajando en un entorno caluroso durante varias horas, su frecuencia cardíaca podría ser igualmente de 140 lpm, pero su temperatura corporal central también será significativamente más alta de lo esperado. Haga clic aquí para obtener más información sobre la temperatura corporal central (TCC) y cómo la TCC alta podría afectar su salud. 

La combinación de las lecturas de la frecuencia cardíaca con la TCC dará una idea más clara de si el cuerpo está sobrellevando la carga de trabajo. 


¿Qué es el PSI?

El PSI es un índice de investigación desarrollado por investigadores en la década de 1990. Es un cálculo simple pero eficaz que compara la frecuencia cardíaca y la TCC de una persona en un momento dado con sus valores normales de reposo para determinar si está experimentando estrés térmico y qué tan bien está funcionando su cuerpo bajo la carga de trabajo. El PSI es una escala con un rango de 0 a 10, donde 0 indica que no hay esfuerzo y 10 indica condiciones fisiológicas muy extenuantes. 

En un entorno de trabajo caluroso, el cuerpo no solo trabaja para completar una tarea específica, como levantar objetos pesados, sino que también trabaja para mantenerse fresco. Cuando este proceso se vuelve demasiado intenso, el cuerpo puede ser incapaz de enfriarse eficazmente: una puntuación de 10 en el índice muestra que la frecuencia cardíaca y la TCC son altas y que el cuerpo está luchando por volver a niveles seguros. 


¿Qué nos puede decir el PSI sobre una persona?

Revela el esfuerzo general al que está sometido una persona y podría indicar que debe alejarse del factor desencadenante moviéndose a un área más fresca, beber agua o descansar para que su cuerpo pueda recuperarse. 

La medición del PSI solo será tan eficaz como los datos de la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal central ingresados, que es donde entra en juego la ubicación intrauricular de Bodytrak. La posición aumenta la precisión de los resultados de la frecuencia cardíaca (FC) y la TCC y, por lo tanto, mejora la confiabilidad del valor PSI en general. Para obtener más información sobre cómo Bodytrak puede ayudarlo a gestionar la salud y la seguridad de su equipo, reserve una demostración hoy.

Latest News