Guía de soluciones para la monitorización del estrés térmico

Guía de soluciones para la monitorización del estrés térmico

Desde la ropa inteligente hasta los relojes inteligentes, la tecnología usable se ha popularizado en los últimos años con numerosas ventajas. Se espera que la tecnología usable reduzca el 16% de los costes hospitalarios en 2027, y en 2037 podría ahorrar 200.000 millones de dólares gracias a la monitorización remota de los pacientes. No es de extrañar que el mercado mundial de la tecnología vestible se haya estimado en 61.300 millones de dólares en 2022. La evolución de la tecnología usable no solo está apoyando al sector sanitario, sino también a otros sectores que están dando pasos importantes en materia de salud y seguridad en el lugar de trabajo, protegiendo a los trabajadores y a las organizaciones de incidentes antes de que se produzcan. A continuación, analizamos en detalle las soluciones de monitorización del estrés térmico mediante dispositivos portátiles y cómo pueden proteger a los trabajadores de todo el mundo.

¿Qué es un monitor portátil de estrés térmico?

La importancia de implantar un sistema de gestión del estrés térmico

Cumplimiento y normas de seguridad

¿Cómo funcionan las soluciones portátiles contra el estrés térmico?

Preguntas frecuentes

Conclusión


¿Qué es un monitor portátil de estrés térmico?

Los dispositivos portátiles de control del estrés térmico suelen ser dispositivos pequeños y ligeros que llevan los trabajadores para controlar las condiciones ambientales y su temperatura corporal. Hay varias formas de soluciones de control del estrés térmico que incluyen pulseras, parches y ropa inteligente. Dependiendo del dispositivo, miden diversos factores como la temperatura ambiente, el calor radiante y la humedad relativa. La tecnología más avanzada, como Bodytrak, puede monitorizar la respuesta fisiológica de una persona al calor, midiendo la temperatura corporal central (a diferencia de la temperatura de la piel) y la frecuencia cardiaca, para proporcionar una evaluación más precisa de la respuesta de una persona al aumento de las temperaturas.  


La importancia de implantar un sistema de gestión del estrés térmico

El estrés térmico es un problema importante en muchos sectores, como la construcción, la producción, la energía y la minería. La exposición al calor puede tener muchas consecuencias a corto y largo plazo, como fatiga, deshidratación e incluso insolación, que pueden poner en peligro la vida. En un año, la Oficina de Estadísticas Laborales informó de 43 muertes en EE.UU. como consecuencia directa de la exposición al calor, mientras que se calcula que cientos de trabajadores mueren cada año en Qatar. Los incidentes y las muertes por estrés térmico son totalmente evitables, por lo que es esencial implantar un sistema de gestión del estrés por calor que se pueda llevar puesto. Los dispositivos portátiles de control del estrés térmico han surgido como una solución eficaz para prevenir incidentes mediante el control de la temperatura corporal central de los empleados y la evaluación de su respuesta fisiológica a las condiciones en tiempo real.

El uso de dispositivos portátiles de control del estrés térmico en el lugar de trabajo tiene innumerables ventajas. Utilizando datos en tiempo real, las organizaciones pueden identificar y cuantificar las condiciones de alto riesgo y aplicar las medidas de control adecuadas. Los datos recogidos también pueden ayudar a los empleados a comprender mejor cómo afecta a su cuerpo el entorno de trabajo y adaptar su comportamiento en consecuencia. Un sistema portátil de control del estrés térmico, como Bodytrak, puede prevenir enfermedades e incidentes graves relacionados con el calor alertando tanto al trabajador como al supervisor cuando se superan los umbrales «normales». Esto garantiza una intervención rápida y la adopción de las medidas necesarias antes de que la situación se agrave.

El impacto del aumento de las temperaturas en los empleados y las organizaciones es alarmante. Los estudios proyectan que, para 2030, el estrés térmico podría provocar una pérdida de productividad equivalente a 80 millones de puestos de trabajo de jornada completa, lo que costaría a la economía mundial la asombrosa cifra de 2,4 billones de dólares. Sólo en Estados Unidos, se calcula que podrían perderse 100.000 millones de dólares al año debido a la disminución de la capacidad de los trabajadores por el estrés térmico. Por menos de una taza de café al día por trabajador, las organizaciones están tomando las medidas necesarias para implantar soluciones portátiles de control del estrés térmico, pues saben que la prevención es la mejor solución.


Cumplimiento y normas de seguridad

Comprender y abordar los riesgos del estrés térmico es vital. Varios países de todo el mundo han establecido políticas obligatorias para garantizar que los empresarios adopten medidas para aliviar el calor. Los dispositivos portátiles de control del estrés térmico también pueden ayudar a las empresas a cumplir las normas de seguridad. Muchos países, incluido Estados Unidos, han establecido directrices y normas para proteger a los trabajadores de los peligros del estrés térmico. El incumplimiento de estas normas puede acarrear costosas multas y sanciones para las empresas. Los dispositivos portátiles ofrecen una forma fácil y eficaz de controlar la salud y la seguridad de los empleados, garantizando el cumplimiento de estas normativas. Mediante el uso de estos sistemas, las empresas pueden demostrar sus buenas prácticas y su compromiso con la seguridad en el lugar de trabajo y evitar sanciones por incumplimiento.


¿Cómo funcionan las soluciones portátiles contra el estrés térmico?

Los dispositivos portátiles contra el estrés térmico suelen utilizar sensores que miden la temperatura corporal o de la piel, así como la temperatura y la humedad ambiente. Aunque esto supuso un cambio positivo para los dispositivos portátiles, la innovación está proporcionando soluciones más precisas. Bodytrak mide la respuesta fisiológica de una persona al aumento de la temperatura y proporciona información en tiempo real sobre su nivel de estrés térmico. El dispositivo se lleva en la oreja y está equipado con múltiples sensores, que utilizan algoritmos avanzados para analizar los datos captados con el fin de proporcionar continuamente información sobre la respuesta del usuario al calor.

Debido a su proximidad al hipotálamo (el centro de control de la temperatura del cuerpo), la oreja es un lugar excelente para medir la temperatura corporal central y la frecuencia cardiaca. Como resultado, Bodytrak es extremadamente eficaz y preciso para uso industrial, alejándose de la muñeca y otros sitios basados en la piel utilizados por otras soluciones portátiles que proporcionan datos menos precisos que se ven agravados por factores externos, en lugar de reflejar con precisión la respuesta fisiológica de un individuo.

Bodytrak Auricular

1. Sensor de temperatura ambiente | 2. Micrófono ambiente | 3. Sensor acelerómetro / giroscopio
4. Sensor de temperatura corporal central / frecuencia cardiaca / presión barométrica

Un sistema eficaz de control del estrés térmico es aquel que puede integrarse perfectamente en las prácticas de salud y seguridad de una organización y proporciona a los supervisores una herramienta fácil de usar para mantener a salvo a los trabajadores de forma remota. El intuitivo panel de control de Bodytrak permite a las empresas controlar la respuesta fisiológica de cada persona y emite alertas ámbar y roja cuando se superan los umbrales para prevenir enfermedades relacionadas con el calor. Durante el estado de alerta, la ficha de un individuo se desplazará automáticamente a la parte superior de la pantalla y se resaltará para garantizar que es una prioridad. En caso de que el supervisor no esté en condiciones de supervisar el cuadro de mandos, también se pueden enviar alertas a varios miembros del equipo (por orden de prioridad) mediante SMS y correo electrónico.

Dispositivo Bodytrak y panel de control

El dispositivo Bodytrak (izquierda) consta de un auricular cómodo y fácil de llevar y un paquete de comunicaciones (CommPack), que puede engancharse cómodamente a un cinturón o colocarse en un bolsillo. El dispositivo proporciona entre 8 y 12 horas de uso, alertas sonoras y transmisión de datos a la nube.

Cuadro de mandos Bodytrak

El panel de control (derecha) muestra la información que se supervisa de cada trabajador y puede verse en varios dispositivos.  La baldosa ámbar indica que un trabajador se aproxima a los umbrales preestablecidos para que se pueda actuar antes de que pase a un umbral peligroso. La baldosa roja se resalta para indicar que un trabajador ha superado un umbral preestablecido y necesita intervención/asistencia inmediata.

Preguntas frecuentes

¿Qué aparato mide el estrés térmico?

Existen diferentes dispositivos que pueden medir el estrés térmico, desde soluciones para llevar en la muñeca hasta ropa inteligente. Las soluciones más completas, como Bodytrak, miden la temperatura corporal central a través del oído para obtener las lecturas más precisas, especialmente en entornos industriales. Los datos recogidos por el dispositivo se analizan mediante algoritmos avanzados para alertar tanto al usuario como al supervisor si el usuario supera los umbrales preestablecidos.

¿Cuál es la mejor manera de evitar el estrés térmico y otras enfermedades relacionadas con el calor?

La forma más eficaz de evitar el estrés térmico es mediante una combinación de medidas preventivas, como mantenerse hidratado, hacer descansos frecuentes y vigilar a las personas para detectar signos de enfermedad por calor. Es importante beber mucha agua u otros líquidos que repongan electrolitos antes y durante el trabajo en ambientes calurosos para evitar la deshidratación. Los descansos frecuentes en una zona fresca y a la sombra son esenciales para permitir que el cuerpo se enfríe y evitar el sobrecalentamiento. Las empresas también deben aplicar medidas para reducir la exposición al calor, como proporcionar ventilación y aire acondicionado adecuados, y minimizar la exposición directa a la luz solar u otras fuentes de calor. Formar a las empresas para que reconozcan los signos y síntomas del estrés térmico y animarles a informar de cualquier preocupación es también fundamental para prevenir las enfermedades y lesiones relacionadas con el calor. En general, un enfoque proactivo de la prevención del estrés térmico es la forma más eficaz de garantizar la seguridad y el bienestar de los trabajadores en entornos calurosos. Puede encontrar más información y consejos aquí.

¿Cuáles son los primeros síntomas de un golpe de calor?

Los primeros signos de estrés térmico pueden ser aumento de la sudoración, sed y fatiga. A medida que el estrés térmico progresa, los síntomas pueden intensificarse rápidamente y pueden incluir mareos, náuseas, dolor de cabeza y calambres musculares. En casos graves, el estrés térmico puede provocar agotamiento por calor o insolación, que puede causar confusión, convulsiones o pérdida del conocimiento. Es importante reconocer y tratar los primeros signos de estrés térmico para evitar una mayor progresión y posibles lesiones. Saber quién corre más riesgo puede ayudar a desarrollar estrategias eficaces para mitigar los riesgos en el lugar de trabajo.

¿Qué ropa contribuye al estrés térmico?

Aunque los equipos de protección individual (EPI) son extremadamente importantes en muchos sectores para proteger a los trabajadores, a menudo pueden aumentar el riesgo de estrés térmico al inhibir la pérdida de calor y provocar estrés térmico. Por eso es tan importante vigilar a las personas en entornos más cálidos con tecnología portátil. En la medida de lo posible, evite la ropa que pueda atrapar el calor e impedir que el sudor se evapore, como la ropa ajustada o pesada fabricada con materiales no transpirables como el nailon o el poliéster. En cambio, para trabajar en ambientes calurosos se recomienda llevar ropa holgada y ligera, de materiales transpirables como el algodón o el lino. También es importante llevar un sombrero u otro equipo de protección para proteger la cabeza y la cara de la luz solar directa. 


Conclusión                         

Los dispositivos portátiles de control del estrés térmico son una solución innovadora a un riesgo laboral demasiado frecuente. Controlar las respuestas fisiológicas de los empleados es una forma eficaz de proteger la salud y la seguridad de los trabajadores, aumentar la productividad, mejorar la cultura del lugar de trabajo, cumplir las normas de seguridad y reducir costes. A medida que más empresarios reconocen la importancia de mejorar la salud y la seguridad de los empleados con la evolución de la tecnología portátil, podemos esperar ver un aumento en el uso de sistemas portátiles de control del estrés térmico en el lugar de trabajo. Al invertir en las soluciones de seguridad adecuadas para prevenir incidentes y lesiones evitables, los empresarios pueden demostrar su compromiso con la salud y la seguridad de los empleados, al tiempo que maximizan la productividad y minimizan el impacto del estrés térmico en los trabajadores.

Latest News